, ,

Génesis – El inicio del fin

Si alguien me preguntara como la humanidad había llegado al punto de no retorno, no sabría encadenar correctamente la cadena de sucesos que desembocaron en el ocaso de nuestra civilización Cuando vemos las noticias políticas e internacionales, siempre las externalizamos y pensamos que no nos afectarán, que estamos a salvo en nuestro querido país que bastante tiene con sus problemas.

Hoy se cumple exáctamente 1 año desde el día 0, del génesis. En los titulares se destapaba como la mayoría de gobiernos habían desarrollado programas de espionaje para detectar amenazas a tiempo. Pese a los esfuerzos de los principales gobiernos de evitar posibles amenazas antes de que ocurran, algo debieron obviar cuando el día 0, Corea del Norte lanzó varios misiles nucleares de corto alcance contra Corea del Sur, desatando con ello, toda una cadena de acontecimientos que solo fueron a peor.

Lanzamiento de Misiles

Recuerdo ciertos datos sobre Corea del norte que hacían sospechar que sus amenazas acabarían quedando en nada, aunque como siempre, todo el mundo creía que eran simples artificios típicos de las dictaduras para aparentar más poder del que realmente tienen. La República Popular Democrática de Corea del Norte siempre había sido un país aislado y empobrecido. Bajo el mandato de Kim Jong-il, en el 2003 decidieron anular la firma del NPT o tratado de no proliferación nuclear, tratado con el que los países se comprometían a no desarrollar armamento nuclear. Un par de años después, el 10 de Febrero de 2005, Corea del Norte anuncia que tiene armas nucleares, y 1 año después, el 9 de Octubre de 2006, realizan su primera prueba nuclear, aumentando de esta forma la tensión internacional. Durante el periodo posterior a esta primera prueba, Corea del Norte realizó varias pruebas nucleares más, siendo la última detectada la del 12 de Febrero de 2013. Por aquellas fechas se estimaba que Corea del Norte había realizado entre 3 y 5 pruebas nucleares, con  armas con una potencia máxima de entre 6 y 40 kilotones, de las cuales se estimaba que poseían entre 12 y 27 unidades con un rango máximo de 4000 km. Estos datos no parecían nada fuera de lo normal, de hecho se consideraba la respuesta de Corea del Norte a la Alianza entre Corea del Sur y Estados Unidos y la amenaza que para Corea del Norte Suponía. Las declaraciones oficiales de la dictadura coreana apuntaban: “Nuestro ejército está llevando a cabo estos ejercicios para lidiar con las crecientes medidas de Guerra de Estados unidos y Corea del Sur, lo que es el derecho legítimo de cualquier país soberano”.

Corea del Norte

Puede que la mecha que detonara la cadena de acontecimientos fuera la muerte del dictador coreano y la sucesión en el trono de Pyonyang por parte de su hijo Kim Jong-Un, según la prensa, un joven adicto a los videojuegos que ocupaba un puesto con demasiado poder. Cierto o no, siempre recordaré aquella mañana del 9 de agosto de 2013 cuando tomando mi rutinario café, me dí cuenta de que los clientes habituales de mi cafetería favorita se agolpaban frente a la televisión, prestando toda su atención a una imagen en la que se podían ver imágenes de hongos nucleares, seguidas de ciudades en llamas e imágenes para las que no tengo palabras ni estómago y que aún hoy, hacen que un escalofrío recorra toda mi columna vertebral. Había ocurrido, finalmente Corea del Norte había lanzado misiles nucleares de corto alcance contra Corea del Sur, bombardeando y destruyendo ciudades como Seul, Daejeon, Daegu, Ulsan, Busan, Gwangju e Incheon.

Destrucción de la Tierra

Cómo pudo desencadenarse este ataque de gran dimensiones frente a la inocua exhibición militar de Corea del Sur y Estados Unidos, es un misterio y me temo que lo seguirá siendo durante mucho tiempo. También es un misterio cómo tras tal destrucción, Corea del Sur consiguió lanzar una réplica contra Pyonyang en forma de bomba atómica. Es curioso como la detonación coincidía con la de un Misil Balístico Intercontinental o ICBM de 1,2 megatones típico del arsenal de los Estados Unidos, de ahí los rumores de que la respuesta era en realidad una tapadera para que Estados Unidos pudiera mostrar su potencia nuclear. El resultado de todas estas acciones: La península de corea devastada entera y una creciente tensión nuclear en todo el mundo, una temida vuelta a la guerra fría, solo que esta vez Rusia condenaba el ataque de Corea del Norte junto al resto del mundo y China era la única potencia que no lo hacía, de hecho lo veían como una oportunidad perfecta para iniciar acciones hostiles. Se trataba del inicio del fin.

Qué te parece?

0 puntos
Voto positivo Downvote

Votos totales: 0

Votos positivos: 0

Porcentaje de votos positivos: 0.000000%

Votos Negativos: 0

Porcentaje de Votos Negativos: 0.000000%

2 Comments

Leave a Reply
    • Hola Alberto;

      Muchas gracias por tu comentario y por seguirnos tan fielmente. ¿No te animas a colaborar con “Occasus” y aportar tu granito de arena?. Viendo el éxito que tuvo tu post del Nexus 4 no lo veo descabellado.

      Además, podrías ayudarme a mi con el tema “Documentación” en el relato o aportar ideas y personajes que te gustaría que aparecieran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *