,

Me declaro fan de las películas malas

No sé si es que mi gusto filmográfico ha cambiado o que estoy pasando por una etapa confusa cinematográficamente hablando. Después de revisarme clásicos como Akira, Blade Runner o Mad Max y salir bastante decepcionado, me veo películas como Battleship, Abajo el Periscopio o The Road y acabo gratamente sorprendido.

Los críticos de cine siempre se centran en aspectos técnicos de las películas, la fotografía, los planos, la escenografía y un sinfín de detalles que seguramente importen y hagan de una película una buena pieza, pero desde mi punto de vista, el objetivo de una película es narrarte una historia, imbuirse en su ambientación y hacerte sentir emociones.

Es curioso como he visto películas con todos esos detalles técnicos perfectos y han conseguido que no capte el mensaje, no me sienta identificado con la historia o incluso que me llegue a dormir y aburrir. Sin embargo, películas supuestamente malas en esos aspectos, han conseguido que me parta el pecho de risa, que me sienta ciudadano norteamericano frente a una amenaza alienígena o ponerme el pelo de punta y hacerme sentir angustia.
[alert variation=”alert-warning”]Cuidado, Spoilers de algunas cuantas películas.[/alert]
[section label=”BattleShip”]

BattleShip:

battleship

Me ha pasado con Battleship, una película que a primera vista y a segunda es la típica americanada donde un joven renegado con una novia de escándalo (Brooklyn Deeker me declaro fan tuyo) se apunta al ejército y termina al mando de un destructor clásico de la marina para combatir el solo y su estupenda tripulación (incluida Rihanna si) una amenaza alienígena superior (Aunque para ser tan superior siempre caen en los mismos trucos, si yo fuera a invadir la tierra me vería todas las películas de este tipo).

Lo gracioso es que terminé la película flipando por los efectos especiales, sintiendo el orgullo del ejército americano y deseando que volvieran a aparecer los cazas para darle caña a esos invasores. Esta película tan mala según la crítica ha conseguido que la vea a las 3 de la mañana, sin quedarme dormido y terminando eufórico (Sin ayuda de psicotrópicos claro).

[section label=”Akira”]

Akira:

akira

Mira que Akira la he visto ya 3 veces y sigo sin pillarle el mensaje. Que sí, que para su época (Feliz 25 aniversario) era un derroche de calidad gráfica, que el manga siempre será mejor que el animé y que técnicamente será sublime, pero ni los personajes me cayeron bien, ni entiendo bien el origen de Akira, el destino del mundo tras el final y un sinfín de detalles. La vi, porque soy una persona capaz de verse hasta las películas de antena 3 de sobremesa.

[section label=”Mad Max y Blade Runner”]

Mad Max y Blade Runner:

Estas dos las cogí con ganas ya que esperaba trasladarme a universos postapocalípticos y futuristas, pero nada, dejando a un lado y abstrayendome de lo antiguas que son para no pecar de que no tienen los efectos especiales de hoy en día. Ninguna de las dos consiguió su objetivo, hacerme sentirme inmerso en una ambientación ficticia y contarme una historia que me enganchara. Sin embargo la guerra de las galaxias, si me hizo sentirme parte de la rebelión.

[section label=”El libro de Eli vs The Road”]

El libro de Eli vs The Road:

El Libro de Eli The Road

Dos películas de temática similar y dos resultados totalmente diferentes. Mientras que el Libro de Eli es prácticamente un trailer promocional del cristianismo y de la biblia con una buena ambientación y con una historia y final que no se los cree ni el propio dios, la segunda, The Road consiguió hacerme sentir angustia y escalofríos al imaginarme que haría yo en esa situación y en esos escenarios.

[section label=”Humor actual vs Humor Clásico”]

Humor actual vs Humor Clásico:

Monty Python

Ni american pie, ni no sequé movies ni nada, donde se pongan los espía como puedas, hot shots, abajo el periscopio o la vida de Bryan, no se puede comparar. Mientras que las primeras tienen 1 o 2 puntos, las clásicas me hacen reírme tanto por chistes inteligentes como por el humor más absurdo que me pueda imaginar.

[section label=”Conclusión”]

Conclusión:

Con esto no quiero decir que todos los críticos estén equivocados o que mi criterio sea mejor, al contrario, reconozco que me veo todo lo que sean más de 2 fotogramas juntos y que puntúo las películas por lo que me hacen sentir y no por lo que se supone que deberían ser y que por eso mi criterio es diferente.

Por supuesto a la hora de descubrir películas acabo acudiendo a mi buen amigo Alberto, un cinéfilo en toda regla con un conocimiento y profundidad a la hora de analizar las películas que me abruma y contra el que no puedo argumentar nada.

Este artículo se lo dedico además de a Alberto, a mi buen amigo Rubén que siempre me dice que tengo un gusto pésimo para las películas.

Qué te parece?

0 puntos
Voto positivo Downvote

Votos totales: 0

Votos positivos: 0

Porcentaje de votos positivos: 0.000000%

Votos Negativos: 0

Porcentaje de Votos Negativos: 0.000000%

2 Comments

Leave a Reply
  1. Por alusiones tengo que decir varias cosas que, además, me van a servir para exponer mi punto de vista. Decir que para nada soy un experto ni tengo un conocimiento profundo. Debo insistir en esto ya que conozco a gente que de verdad si tienen el “doctorado” en cine, yo estoy en primero de carrera ya que además la gran mayoría de cine que veo es contemporáneo y no suelo ver clásico (excepto los clásicos básicos) y como mucho moderno. Así que gracias por la mención y hecha la puntualización vamos al contenido.

    Coincido contigo en que sea cual sea, sea como sea, el principal objetivo de una película es contar una historia. Está muy claro que se quiere transmitir sensaciones y al fin y al cabo es lo que cuenta. Por ejemplo a mi me encanta Ali-G, una película horripilantemente mala y que no puedo dejar de ver. Me hace reír con su humor tonto (a la vez crítico, todo hay que decirlo) y tiene un argumento plano y previsible. Escenarios simples, actuaciones no memorables, enfoques normales… sin embargo cada vez que la ponen en algún sitio o alguien la está viendo me pongo a verla.

    Luego estamos de acuerdo que lo importante es esa transmisión de sensaciones. Ahora ¿Qué medios se usan para esa transmisión? Pues si recuerdas Avatar esos escenarios impresionantes, esa profundidad de acantilados (buenos escenarios), hay un momento en el que hay un plano volando por encima de una especie de puente, etc (http://www.google.es/imgres?um=1&hl=es&biw=1280&bih=685&tbm=isch&tbnid=76T9rhq6KVwg7M:&imgrefurl=http://helloecoliving.com/avatars-environmental-theme/&docid=OwpJRiuZWlsCjM&imgurl=http://helloecoliving.com/files/2010/01/avatar_pandoraFV.jpg&w=610&h=343&ei=mAr4UfTNGcOwhAfAtIHoBQ&zoom=1&ved=1t:3588,r:10,s:0,i:110&iact=rc&page=1&tbnh=168&tbnw=300&start=0&ndsp=13&tx=175&ty=92), buena fotografía y técnica de rodaje ya que la belleza de los escenarios se une el movimiento de cámara y te transmite cierto “vértigo”. Transmisión de sensaciones mediante buenas técnicas.

    En las escenas de lucha es importante que no haya mareos. Y me refiero a que si mueven excesivamente la cámara a pesar de la sensación de velocidad o caos no se disfruta de la coreografía que interpretan en este tipo de escena. Luego una lucha como la de Skyfall de James Bond en Bangkok está muy bien escenificada, o en troya cuando aquiles pelea con el hermano barbudo.

    A mi personalmente me gusta el cine contemporáneo más que otro por la inmersión que se consigue con el sonido y las bandas sonoras modernas. Una banda sonora puede hacerte sentir desquiciado (Hanz Zimmer y sus violines en las escenas del Joker en el Caballero Oscuro) o hacernos derramar alguna lágrima. Como experimento podemos ver una escena con que sabemos nos conmueve con sonido y luego sin el, en el orden que se prefiera. Comprobaremos que puede llegar a ser “frívolo” sin banda sonora.

    Interpretaciones gloriosas: hacen que te identifiques con el personaje y te metas en su papel. El mencionado póstumo Joker (heath ledger) sin ir más lejos puede dar la sensación de caos e inseguridad solo con sus constantes relamidos a sus cicatrices. Tom Hanks puede despertarnos ternura en su interpretación de Forest. Todos queríamos que fuera feliz junto a Jenny y nos pasamos la película deseando que abriera los ojos. Quién podría haber amarrado en las cuencas las lágrimas por John Coffey en la silla eléctrica de La Milla Verde quien a pesar de su aspecto monstruoso interpretaba a un niño inocente con cuerpo de gigante. Luego como podeis ver, la interpretación es clave para conseguir esa ansiada “inmersión” y por tanto “transmisión” de sensaciones o sentimientos.

    Y por último y más importante, el guión o historia. Una historia plana, sin giros inesperados o sorpresas, sin emoción, etc, no puede emocionar. Una hostia consagrada no sabe a nada, a pesar de que pueda llegar a ser tu comida favorita o gustarte. Es insípida. Ahora bien a esa hostia consagrada le echamos caviar … mejora mucho pero que lastima ponerlo ahí en vez de en un pan de ajo italiano (por ejemplo, me lo he inventado pero imaginaros algo más elaborado que una ostia). Pero si me lo sirves no encima de la rebanada sino desbordado y cuando lo cojo con los bordes me mancho los dedos, muy bueno el bocado pero, si hubieran echado la cantidad justa hubiera disfrutado más.

    Quiero decir con esto que como siempre hay que poner cosas en una balanza. Si por ejemplo la historia es un 10, personajes 0, escenarios 0… yo no calificaría con un 10 la película, pues valoro otras cosas. Si otra persona lo único que tiene en cuenta es la historia perfecto, estamos ante un 10. Hay quien le puede pirrar las hostias consagradas con caviar. Luego viendolas en conjunto al final te das cuenta de que esas películas a pesar de hacerte sentir bien o transmitirte algo te han hecho pasar un buen rato(que buena la ostia-caviar), pero siempre recordarás el manjar que tomaste cuando a pesar de que le sobra un pelín de ajo al pan, estaba tierno, el caviar a su temperatura adecuada, un pelín escaso el caviar sobre la rebanada pero en general un bocado adecuado. Me voy a hacerme un sandwich de pavo, ahora vuelvo.

    En resumen las pelis “malas” son para pasar el rato y no hay porque decir sistemáticamente que son buenas por el caché que puedan tener. Pero por norma general nos dejan con hambre siempre y cuando seamos un poco exigentes. Digamos que son piscolabis. 😉

    NOTA: Todo esto lo he sacado de mis propias conclusiones, conceptos como movimiento de cámara, escenarios, fotografía, refiriéndose al mundo del cine es lo que yo entiendo por ello, no me he documentado en si uso bien los términos o no, pero queda claro a qué me refiero por el contexto. <

    PD: Esta impovisada respuesta deja muchos otros aspectos que analizar, pero con lo que hay espero haberme podido expresar correctamente, ya que la palabra no es precisamente mi fuerte.

    • Hola Alberto,

      Muchas gracias por tu extensísimo comentario, se merece por si solo un artículo.

      En primer lugar, como digo, es mi opinión y de lo que me he dado cuenta últimamente, que busco más películas donde el guión, la historia o las actuaciones tienen mucho más peso que el resto de acompañamientos.

      En realidad llevas razón en prácticamente todo lo que dices, pero en mi caso no soy una persona muy exigente respecto al cine. Si nos vamos al campo de la comida para seguir comparando, soy un amante de los huevos fritos, son básicos y un alimento fácil de hacer, no hay mucha variación. Claro que si vienen con patatas, morcilla y carne mucho mejor, pero un simple huevo frito ya me parece un manjar.

      Si me lo permites te haré un símil en el mundo de los videojuegos. He probado miles de juegos que tienen los mejores gráficos y motores del mundo y al jugarlos los he dejado a la media hora. Sin embargo hay juegos como el Supermario, simples que siempre funcionan.

      Como tu dices, la banda sonora y la fotografía hacen mucho en cuanto a la ambientación, de hecho he visto películas en las que me ha gustado más la BSO que la propia película.

      Coincidimos en que si todos los elementos que componene a una película funcionan tendremos un peliculón, pero si he comprobado que si elementos como los actores o la historia fallan, da igual como sean el resto, la película no será buena. Sin embargo al contrario, si la historia o los actores lo hacen bien y el resto de elementos son muy malos, la peli no será un peliculón pero me gustará porque me ha presentado una historia o personajes interesantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *