,

Silencio / Recuerdo

Andando me hallo por esta solitaria carretera. Miro hacia adelante y no veo nada. Miro hacia atrás y nada. Mire donde mire tan solo veo la espesura de la niebla.

Parece como si estuviera solo en el mundo y me da miedo, pero también me embriaga una sensación de armonía y tranquilidad.

Me dirijo hacia una roca que esta en el arcén de la carretera y me siento. Vuelvo a mirar alrededor y cada vez soy mas consciente de la inmensa tranquilidad que me rodea. Doy una bocanada profunda de aire fresco y el interior de mi cuerpo se refresca y oxigena, a la vez que un escalofrío me recorre de pies a cabeza y aumenta mi sensación de libertad y tranquilidad.

Permanezco ahí sentado con la mente en blanco largo tiempo. Observando, disfrutando del momento. De repente, empiezo a escuchar el agradable mecer de las ramas de los arboles por el viento. Diez minutos mas tarde, la niebla se ha marchado por completo, devolviéndome al mundo real.

Me levanto de mi improvisado asiento y asciendo la carretera durante unos veinte minutos. Al llegar al coche entro, lo enciendo y me marcho de aquel lugar llevándome conmigo ese recuerdo.

Fuente de la foto: Flickr.

Qué te parece?

0 puntos
Voto positivo Downvote

Votos totales: 0

Votos positivos: 0

Porcentaje de votos positivos: 0.000000%

Votos Negativos: 0

Porcentaje de Votos Negativos: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *